Oscars 2018: Mejor película

jueves, 1 de marzo de 2018
Último análisis previo a los Oscars y terminamos con la categoría reina de los premios, Mejor película. Desde que la academia instauro el voto preferencial y aumentó el número de nominadas es un premio dado a las sorpresas. Tanto que el año pasado nadie se sorprendió cuando los despistados presentadores de la gala dieron el premio a La la land en lugar de a Moonlight que fue quien realmente ganó.

Call Me By Your Name: Una de las películas que ha conseguido que 2017 haya sido un gran año de cine. Luca Guadagnino construye un perfecto homenaje al primer amor de verano. Dada la trayectoria en los premios previos, opciones de ganar tiene pocas.

El instante más oscuro: Una de las nominadas de relleno ya que está bastante por debajo del resto. Seguramente se deba al escándalo de James Franco tras los globos de Oro y la no presencia de The Disaster Artist.

Dunkerque: Cine con mayúsculas es la nueva obra de Nolan. Lamentablemente es una cinta que amas u odias y eso no acaba de llevarse bien con los premios. Estaría entre la tercera o la cuarta película con más opciones de llevarse la estatuilla.

Déjame salir: Una de las sorpresas del año. Creo que se va a ir de vacío, pero dependerá en gran medida de lo que ocurra en la categoría de guion original. Opciones en esta categoría entre cero y ninguna.

Lady Bird: Para un sector de la crítica es la película del año. Personalmente me parece correcta y bastante convencional, pero para gustos, colores. Mucho tendría que cambiar el gusto de los académicos para que una cinta así resultara ganadora.

El hilo invisible: Junto a Dunkerque una de las grandes películas del año. La cinta de Paul Thomas Anderson ha ido de menos a más, pero sigue muy lejos de las dos favoritas.

Los archivos del Pentágono: Cinta correcta de un Spielberg que nunca defrauda, pero que no siempre enamora. Muy bien rodada y con dos buenas interpretaciones, pero no pasará a la historia del cine.

La forma del agua: Y llegamos la que gran parte de la crítica ve como favorita. La bella y la bestia de Guillermo del Toro ha ganado PGA y Critics' Choice entre otros premios importantes. Hace unos años ganar el premio de los productores (PGA) era casi sinónimo de victoria segura. Sin embargo, desde el cambio del sistema de voto de la categoría, esto no asegura nada. No olvidemos tampoco que los dos últimos años no ha ganado la favorita. El problema de la película es que el guion no es su fuerte. Además, recientemente se ha acusado al director de plagio. Si tuviera que decir las opciones de ganar, sería un 49%.

Tres anuncios a las afueras: Con esta película no puedo ser muy objetivo porque conforme la estaba viendo por primera vez deseaba que no se acabara nunca. Los principales premios que ha ganado son el globo de oro y el BAFTA. Puntos a su favor tiene muchos. El guion es bastante más solido que el de su principal competidora y tiene tres actores nominados (dos de ellos con premio asegurado). En su contra puede que juegue el tono de la película ya que baila entre el drama y la comedia negra. 51% de opciones de ganar.

Quien va a ganar: Tres anuncios en las afueras.

Quien debería ganar: Tres anuncios en las afueras.

Ausencias más destacadas: The Disaster Artist y sobre todo The Florida Project deberían haber estado.



Oscars 2018: Mejor guion original

domingo, 25 de febrero de 2018
A falta de una semana para los Oscars 2018 vamos con el noveno y penúltimo análisis de los premios de este año. Hoy nos centraremos en Mejor guion original. Por suerte es una de las categorías que no está nada clara a estas alturas y en la que históricamente ha habido varias sorpresas.

La enfermedad del amor (The Big Sick), de Emily V. Gordon e Kumail Nanjiani: Para mí una de las sorpresas del año. Se agradece que se apuesta por comedias románticas diferentes al resto. Como en tantos otros casos, el premio es la nominación. No tiene opciones de premio.

Déjame salir, de Jordan Peele: Para muchas personas es la favorita de la categoría. He de reconocer que, pese a que la película no es de mi gusto, el guion es su punto fuerte. Se ha llevado varios premios importantes de la temporada y parte con opciones reales de ganar.

La forma del agua, de Guillermo Del Toro: Gran película, pero el guion no es su punto fuerte. De hecho, lo raro es que esté nominada en esta categoría. Supongo que fruto de que sea una de las favoritas a mejor película. Opciones de premio tiene ninguna.

Lady Bird, de Greta Gerwig: Otra de las sorpresas de 2017. Si bien el guion no es malo y se ha llevado algún premio en este aspecto, tiene pocas opciones de superar a las dos favoritas. Intuyo que la cinta de Greta Gerwig se va a ir de vacío el próximo domingo.

Tres anuncios a las afueras, de Martin McDonagh: Para mi la favorita absoluta de la categoría. Podría engañar que Déjame salir se haya llevado varios premios importantes, pero hay que recordar que en alguno no competía contra la cinta de McDonagh. Considero que es de largo el mejor guion de los cinco. Si lo gana, es probable que se lleve también el de Mejor película. Si no lo gana, La forma del agua es probable que acabe ganando en la categoría principal. Pero ese análisis lo dejamos para el siguiente artículo.

Quien va a ganar: Tres anuncios en las afueras.

Quien debería ganar: Tres anuncios en las afueras.

Ausencias más destacadas: El hilo invisible.



Oscars 2018: Mejor actriz secundaria

jueves, 22 de febrero de 2018
Seguimos la senda iniciada ayer tras conocer los premiados BAFTA y hoy nos centramos en Mejor actriz secundaria. Un premio que varios años ha sido muy reñido, aunque este no lo aparente.

Mary J. Blige, por Mudbound: La cantante neoyorkina hace doblete este año y está nominada como actriz secundaria en esta cinta y como mejor canción principal. Si tuviera que apostar, diría que no va a ganar ninguna de las dos estatuas, pero el mero hecho de las dos nominaciones tiene un mérito tremendo. Su actuación es buena pero no es de las mejores este año.

Allison Janney, por Yo, Tonya: Curioso el caso de la veterana actriz estadounidense. Ha ganado muchos premios durante su carrera, pero es su primera nominación en los Oscars. Es la gran favorita al haber ganado SAG, Globos, BAFTA y Critics' Choice y la verdad es que borda el papel de la madre de Tonya. Debería darse una gran carambola para que no ganara. Otra que llevará el discurso preparado.

Lesley Manville, por El hilo invisible: No sabría juzgar la interpretación de la británica. Le toca un papel un tanto inquietante y comparte cinta con Daniel Day-Lewis, lo que suele infravalorar otros trabajos.  En mi opinión está correcta pero el papel dudo que de para un Oscar. Tiene muy pocas opciones.

Laurie Metcalf, por Lady Bird: Si alguien puede competir con Allison Janney este año es ella. Hace un muy buen trabajo en Lady Bird y ha ganado algún premio durante la temporada. Su problema es que no ha ganado ninguno de los principales. Sería la segunda candidata con más opciones, aunque a mucha distancia.

Octavia Spencer, por La forma del agua: Correcto el trabajo el de la actriz de Alabama en la cinta de Guillermo del Toro. Aunque lamentablemente esta nominación no le valdrá para llevarse su segundo Oscar. Apenas tiene opciones y la nominación sería ya un premio en sí.

Quien va a ganar: Allison Janney

Quien debería ganar: Allison Janney

Ausencias más destacadas: Holly Hunter por La gran enfermedad del amor.



Oscars 2018: Mejor actor principal

miércoles, 21 de febrero de 2018
Este domingo fueron los BAFTA y se dio una circunstancia que no había pasado nunca hasta ahora. SAG, Globos, BAFTA y Critics' Choice han coincidido en las 4 categorías de interpretación. Si ganar dos o tres de estas ya encauza bastante la predicción para los Oscars, imaginad las cuatro.  Así que nuestros dos próximos análisis serán más sencillos de lo esperado. Hoy vamos con Mejor actor principal.

Timothée Chalamet, por Call Me By Your Name: Una de las grandes y gratas sorpresas de la temporada. El actor neoyorquino protagoniza una de las películas del año y además aparece también en Lady Bird. Opciones tiene pocas, pero en principio era el actor que encabezaba varias quinielas. Su problema es que no ha conseguido ninguno de los grandes premios de la temporada.

Daniel Day-Lewis, por El hilo invisible: Podríamos hablar largo y tendido del posiblemente mejor actor de la generación actual, pero no nos iremos por las ramas. Como casi siempre, se sale en su papel. El problema es que la película es un tanto inquietante y ya tiene 3 Oscars por mejores trabajos. Opciones tiene muy pocas, pero si ganara, nadie podría decir nada en contra de su papel. En principio es su última película, pero esperamos que no cumpla su palabra y siga en activo.

Daniel Kaluuya, por Déjame salir: Una de las nominaciones más discretas de esta categoría. El hecho de estar nominado debería ser el premio para el joven actor inglés. No tiene ninguna opción.

Gary Oldman, por El instante más oscuro: Llegamos al caballo ganador. Este actor no es santo de nuestra devoción, pero se ha llevado los 4 premios principales de la temporada. Así que habrá que prestar mucha atención a su cara si finalmente no ganara el Oscar. Iba a ser un autentico poema. Hace un buen trabajo en la cinta y a la industria le encanta este tipo de papeles que implican una transformación. Opciones tiene todas y más.

Denzel Washington, por Roman J. Israel, Esq: Pese a ser un gran actor su nominación ha sido una sorpresa. No hemos tenido la suerte de ver la película así que no analizaremos su papel. En principio ha ocupado el puesto que parecía destinado a James Franco hasta las acusaciones de acoso sexual que surgieron tras los Globos de Oro contra el actor. En principio, otro actor sin opciones de premio.

Quien va a ganar: Gary Oldman.

Quien debería ganar: Timothée Chalamet o Daniel Day-Lewis

Ausencias más destacadas: James Franco y Tom Hanks.



Oscars 2018: Mejor película de habla no inglesa

sábado, 17 de febrero de 2018
Hoy vamos con una de las categorías más complejas de acertar. Mejor película de habla no inglesa. Hay muchos factores que dificultan acertarla. La primera, que muchas veces la carrera de premios no destaca a ninguna sobre el resto. La segunda, que estoy convencido de que es la categoría que más votan de oídas los que deciden los premios. Así que el análisis es un poco menos fiable que el resto. El año pasado tuvimos la suerte de que Trump facilitó acertar gracias a su política exterior contra ciertos países entre los que se encontraba Irán, y Hollywood se volcó en su contra. Este año por ahora no tenemos esa suerte.

Una mujer fantástica (Chile): Sebastián Lelio dirige una película muy valiente sobre la dignidad y los prejuicios. Ganó el guion en la Berlinale y su protagonista se sale. Opciones para ganar tiene, pero si tuviera que apostar, no sería mi primera opción.

El insulto (Líbano): No hemos tenido la suerte de verla así que como siempre, no analizamos su calidad en este análisis. Con respecto a su trayectoria de premios, todo parece indicar que sería la que menos opciones tiene.

Sin amor (Rusia): La favorita para llevarse la estatuilla es posiblemente la cinta que menos me gusta de las nominadas. Es algo meramente personal porque la película de Andrey Zvyagintsev es muy buena. Una descripción de la fría Rusia actual que te deja helado. Su problema es que a mi se me hizo eterna y demasiado cruda. La cinta rusa se llevó el Premio del jurado de Cannes. Veremos si también el Oscar como ya ocurrió en 2015 con El hijo de Saul que se llevó los dos premios.

En cuerpo y alma (Hungría): Empezamos con las triunfadoras de los grandes festivales europeos. La cinta húngara se llevó nada menos que el Oso de Oro en Berlín. Este podría ser su mayor punto a favor. En contra su crudeza, no acabo de ver a los académicos votando en masa a esta propuesta.

The Square (Suecia): La Palma de Oro en el pasado festival de Cannes es otra de las candidatas con opciones este año. La historia navega entre dos aguas criticando a la sociedad actual con momentos de comedia y otros de drama. A su favor que ha arrasado en los premios del cine europeo. Creo que es también bastante arriesgada para Hollywood pero quien sabe.

Quien va a ganar: Sin amor o The Square

Quien debería ganar: Una mujer fantástica

Ausencias más destacadas: 120 pulsaciones por minuto